Cómo devolver un pez

Un buen pez es demasiado valioso para ser capturado una sola vez”, Lee Wulff.

Aguas Patagónicas apoya la pesca con devolución y el trato gentil de los peces capturados. Si su intención es devolver el pez a su medio causándole el menor daño posible, la buena voluntad no alcanza, es necesario un manejo correcto que debe ser aprendido. Se trata de un acto que debe realizarse a conciencia, y cuyo éxito es directamente proporcional a las posibilidades de sobrevivencia del pez.

Las siguientes son las principales causas (evitables) por las que muere un pez, aún después de varias horas de una devolución en apariencia exitosa:

  • Haber estado demasiado tiempo fuera del agua.
  • Lesiones y golpes tras una mala manipulación en seco (tierra o bote).
  • Exceso de stress y cansancio, por una pelea muy extensa.
  • La inexperiencia del pescador.

Devolución trucha marrón
Devolución trucha marrón

Una correcta devolución es un arte que todo pescador debe esforzarse en perfeccionar. Aquí enumeramos los conceptos más importantes:

Elección de los elementos de pesca

  • Trate de usar un tippet sólido que no agote por completo al pez.
  • Use anzuelos sin rebaba, que acortan el tiempo de manipulación y el trauma en la boca. Y si el pez corta en la lucha, tendrá mayores posibilidades de quitárselo. Los anzuelos sin rebaba, en muchas ocasiones,  permite realizar un "long distance release" o devolución a distancia, con solo aflojar la tensión de la línea para que el anzuelo se desprenda.
  • Pescando truchas pequeñas o medianas elija anzuelo pequeños. Los más grandes pueden generar lesiones graves en ojos, cráneo o cerebro.
  • Si usa guantes, una opción no demasiado recomendable, deben ser suaves y poco abrasivos. Se seben mojar antes de tomar al pez para no extraerle la capa mucosa de su piel, que es la primera barrera de protección contra patógenos como bacterias y hongos.
  • Un fórcep es de inestimable ayuda para remover anzuelos con eficiencia y rapidez, sobre todo en clavadas profundas.
  • El Boga Grip debería ser un elemento prohibido en peces de boca blanda, ya que perforan o dañan la membrana gular de los peces, produciendo serios traumatismos. Ello se agrava con el colgado para registrar fotos o pesos, que en grandes ejemplares daña la columna vertebral y los órganos internos, ya que su estructura anatómica no está preparada para soportar su peso en el aire.
Devolución trucha plateada Correntoso
Devolución trucha plateada Correntoso

Lucha

  • Trate que la lucha sea lo más corta posible, evitando agotarlos en extremo.
  • Con tippets resistentes pelee a los peces duro, presionándolos con la caña baja, usando toda la potencia del tercio final o reserv power (el más grueso y potente). Una correcta técnica de pelea, disminuye el tiempo de lucha entre un 50 y un 70%.
  • Tratándose de técnicas sutiles que impliquen tippets finos, es indispensable un copo, que utilizado en el momento justo puede acortar la lucha en un 50% y permite manipular el pez todo el tiempo en el agua.
  • La malla del copo o red debe ser malla de algodón o silicona (la mejor opción). Jamás de nylon que es muy abrasivo, y lesiona la piel o las escamas.

Landing y manipulación

  • La manipulación siempre debe ser tranquila. Un pez que no se siente agredido se relaja y lo hace todo más fácil. Una manipulación brusca incita al forcejeo, los golpes involuntarios, y estresa al pez degradándolo muy rápidamente.
  • Al reducirlo no lo arrastre por la costa, y si es indispensable hagalo en terreno blando y húmedo, como pastos o arena fina. Jamás en tierra o piedra seca.
  • Siempre mojarse las manos antes de manipular el pez. Jamás los sostenga colgando del anzuelo.
  • Trate de tocar el pez lo menos posible, evitando presiones excesivas en sus áreas blandas. La mejor manera es inmovilizarlo con firmeza del pedúnculo (exclusivamente óseo y muscular), y sostener su peso con la palma abierta entre las aletas pectorales y la zona abdominal
  • No introduzca dedos u otros objetos en las branquias.
  • Realice toda la maniobra en el agua, en al menos 30 cm de profundidad. Ello permite que el pez respire, y que si se nos resbala de las manos, no se golpee contra el suelo.
Devolución steelhead
Devolución steelhead

Extracción del anzuelo

  • La mejor devolución es aquella en que sin sacar el pez del agua, lo desanzuelamos con un fórceps sin siquiera tocarlo.
  • Si el anzuelo ofrece dificultades para su extracción, corte el nylon lo más cerca posible de la mosca, sin tironear. En este sentido es indispensable que los anzuelos sean oxidables.

Exposición al aire y fotografías

  • Es vital que la exposición al aire sea lo más breve posible, hasta un máximo de entre 15 segundos por vez. (y que no sean más de dos veces). A partir de alli comienzan los daños neuronales y del el aparato respiratorio.
  • Detalles que nos marcan que estamos llevando el pez al colapso son que se vuelve pálido (por un exceso de adrenalina), boquea espasmódicamente, pierde rigidez muscular y su pupila queda centrada. Cuando se esboza cualquera de estos síntomas, hay que proceder inmediatamente a la reanimación ya que la vida del pez es más importante que una fotografía.
  • Al respecto recomendamos visitar el tutorial de "Como fotografiar peces".
Devolución trucha fontinalis en el lago Hess
Devolución trucha fontinalis en el lago Hess

Maniobras de reanimación

  • Jamás arroje un pez. Apóyelo en un sector poco profundo y de corriente moderada, dejando que huya por sus propios medios.
  • Si el pez no se recupera, sosténgalo enfrentado a una corriente leve para que el agua fluya a través de sus branquias. No lo mueva hacia atrás y adelante: además de aumentar el stress, el intercambio de oxígeno en las laminillas branquiales es muy poco eficiente con el agua fluyendo en sentido inverso. Cuando recupera su verticalidad y su fuerza, recién se lo deja ir.
  • Elija para la reanimación un sitio de agua limpia, sin barro o arena que ingrese a las branquias.
  • Si tiene dudas de que su pez lograra sobrevivir igualmente libérelo; quizás sobreviva y si no, pasara a integrar la cadena alimentaria y servirá de alimento a otros organismos.

Tratándose de peces adultos, estas medidas deben cumplirse a rajatabla ya que son los más susceptibles a morir luego de la devolución. Otro caso es con aguas muy cálidas, las más pobres en oxígeno.