Salmón chinook

Clasificación: 
Peces
Nombre Científico: 
Oncorhynchus tshawytscha
  • Origen: océano pacífico norte (Norteamérica y Asia).
  • Formas presentes en Argentina: solo anádromas.
  • Época de reproducción: las corridas se inician a principios de diciembre, tienen su pico en febrero y la reproducción se da en abril. Para mayo casi todos los ejemplares se encuentran muertos.
  • Ambientes donde está presente: esta especie se encuentra, por invasión desde Chile, en muchas cuencas pacíficas. Entre ellas sobresalen la de los ríos Puelo, Futaleufu y Pico. En este último, su densidad cayó estrepitosamente en la última década, hasta casi desaparecer. También existen avistajes en las cuencas de los lagos Pueyrredón, Buenos Aires, y en los ríos Manso y Las Pampas. Recientemente, a principios del 2000 llegaron al Océano Atlántico por el Estrecho de Drake, colonizando la cuenca del río Santa Cruz. Lo mismo sucede con muchos ríos de Tierra del Fuego, como el Río Grande (donde se congrega en grandes números en el superior sector chileno) y el Lapatahia. En el año 2014 se capturaron los primeros ejemplares en el río Chubut inferior, Río Negro, Limay inferior y la cuenca inferior del río Neuquen. También ha habido capturas accidentales o avistajes en los ríos Gallegos y Carmen Sylva. Esto último se extiende a varios ríos menores de la Península Mitre. Los registros de avistajes en la cuencas del lago San Martin y el río Mayer, junto a los los lagos pacíficos del Parque Nacional Perito Moreno son erróneos, ya que grandes saltos en el río Pascuas resultan un obstaculo insalvable para la especie. 
  • Ambientes recomendados para la pesca con mosca: ríos Futaleufu, Puelo, Caterina, De las Vueltas y Corcovado.
Salmón chinook, río Caterina
Salmón chinook, río Caterina

Los salmones chinook fueron parte de las primeras introducciones de inicios del siglo XX, pero en ese momento no pudieron generar poblaciones autosostenibles. Entre 1968 y 1972, la División de Caza y Pesca del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile desarrolló un programa de ranching entre Valdivia y Puerto Montt (junto al Cuerpo de Paz de EEUU y la JICA de Japón). En el mismo se invirtieron varios millones de dólares, volcando en forma masiva juveniles de salmón chinook. Sin embargo los esfuerzos fueron tan poco exitosos, que todo se decantó a la Acuicultura. Esta política transformó a Chile en el segundo productor mundial de salmónidos detrás de Noruega.

Lo que no lograron las siembras, lo consiguieron las multitudinarias fugas de adultos en jaulas, que generaron poblaciones sustentables, en franca expansión hasta nuestros días. Este detalle se refuerza en el hecho que el salmón chinook representa menos del 1% de la producción chilena de salmónidos. El primer registro de la especie en Argentina ocurrió en 1984 en el río Corcovado, a través de un poblador que encontró una osamenta de gran tamaño.

Entre los salmones del pacifico es el que alcanza mayores portes. En Patagonia argentina los chinook normalmente pesan entre 6 y 15 kg., con registros de gigantes que superaron los 28 kg. El récord mundial pescado deportivamente es de 44,11 kg, y fue capturado en 1985 en el río de Kenai. Recientemente se encontró muerto sobre el Battle Creek en California, un ejemplar alrededor de 62 kg, que sería el más grande conocido para la especie.

Salmón Chinnok río Futaleufu
Salmón Chinnok río Futaleufu

Recién ingresado del océano el chinook presenta una coloración plateada, con el lomo de color verdeazulado. Una vez en agua dulce, y a medida que avanza el estado de maduración gonadal, se tiñe de un color pardo rojizo, que llega a un morado oscuro al momento de su muerte. En este momento los machos se deforman completamente, desarrollando grande mandíbulas y dientes cónicos como si fueran perros.

El chinnok es una especie semélpara, todos los individuos mueren luego del desove. Sus cuerpos en descomposición aportan nutrientes al río, que elevan su productividad y mejoran la supervivencia de sus descendientes.

Es un gran migrador, pudiendo recorrer distancias superiores a los 1500 km tanto en agua dulce o salada. Fuertemente piscívoros, las poblaciones más septentrionales tienden a tener ciclo de vida más largos.

Para conocer sobre equipamientos y técnicas de pesca referidos al king salmon, recomendamos ingresar a los apartados de los ríos Caterina y Futaleufu, donde la temática de desarrolla en profundidad.

Ciclo de vida

Al igual que los stocks del Pacifico Norte, los chinooks de la Patagonia Argentina presentan dos formas:

  • Stream type o fluvial: la más frecuente, permanece uno o más años en agua dulce antes de migrar hacia el mar. Luego retorna de 1 a 3 años después durante la primavera, varios meses antes del desove que ocurre en el otoño. Esta forma es la más conflictiva por su elevada piscivoría, y su competencia con la fauna íctica nativa.
  • Ocean type u oceánica: menos abundante, migra al mar durante el primer año y regresa a su río natal al cabo de 2 o 3 años en el mar durante el otoño, justo para el desove.
Salmon chinook río Caterina
Salmon chinook río Caterina

 

 

Impactos de su introducción

En primer lugar, su carácter migrador e invasivo los transforma en posibles vectores de enfermedades, algo grave teniendo en cuenta que por la explosión acuícola, Chile las posee en demasía (tanto virales como bacterianas).

Otro punto es que sus juveniles de chinook son sumamente ictiófagos y agresivos, impactando o compitiendo con las poblaciones de peces autóctonos o salmónidos residentes. En este sentido existe una interacción negativa con las truchas marrones. Ello se debe a que los juveniles de chinook poseen preferencias ambientales muy similares, compitiendo fuertemente por cobijo y alimento. Y que como nacen antes, corren con la ventaja de un mayor tamaño corporal. Lo mismo sucede con los adultos durante los runs reproductivos. Este fenómeno genera innumerables dudas en el Río Grande de Tierra del Fuego, el mejor del mundo para sea trout, y que posee corridas de chinook cada vez más multitudinarias. En la zona de río Pico fueron los responsables de un notable desplazamiento de las truchas marrones, aguas arriba de la confluencia con el río las Pampas, donde los salmones no llegan. Fenómeno que alteró notablemente la dinámica de la pesca en la región.

Otra alteración ambiental es que cuando mueren, sus cuerpos descompuestos generan un desmedido aporte de materia orgánica, que nuestros ambientes no están capacitados para procesar. Algo que se agrava con la inexistencia de depredadores como osos, linces o águilas. En ríos pequeños, como el Pico inferior, el hedor de los cuerpos descompuestos resultaba una experiencia muy desagradable, y alterar notablemente la calidad del agua.