Bagre otuno

Clasificación: 
Peces
Nombre Científico: 
Diplomystes spp.
Orden: 
Siluriformes

Este género está representado por 6 especies, de las cuales tres (Diplomystes viedmensis, Diplomystes mesembrinus y Diplomystes cuyanus) habitan la Patagonia argentina. Diplomystes viedmensis, el más distribuido en la zona, puebla lagos y ríos entre las cuencas de los ríos Colorado y Senguer. Sitios donde está bien representados son la cuenca del Limay, Chubut (medio e inferior), el embalse Florentino Ameghino y el lago Colhue Huapi. No hay registros de su presencia en las cuencas pacíficas de Puelo y Futaleufu. Diplomystes membresinus, aunque muy similar al anterior, resulta más raro. Solo está citado en el río Chubut medio e inferio, Senguer inferior, lago Musters y embalse Florentino Ameghino. Diplomystes cuyanus, propio de la cuenca del Desaguadero/Salado, llega en su distribución al río Colorado.

Bagre otuno, vista dorsal
Bagre otuno, vista dorsal

Donde predominan los salmónidos se vio muy afectado, y su deplexión numérica obedece a varias causas. Mientras las percas, los pejerreyes patagónicos y los puyenes chicos siempre tuvieron depredadores naturales, desarrollaron en su evolución mecanismos de defensa. Contrariamente, el bagre otuno, escasamente predado a lo largo de su historia de vida, fue el que más sufrió la introducción de los voraces salmónidos. Ciertas investigaciones mostraron que se produce superposición con la dieta de la trucha arco iris, como en el caso del lago Gutiérrez. Predación y competencia interespecífica parecen ser los factores culpables de su escasez actual, aunque tampoco existen datos para evaluar su abundancia de antaño.

Se trata de un pez robusto, muy similar a nuestros bagres rioplatenses. No presenta un dimorfismo sexual notorio. Su cuerpo es alto y compacto. Su piel, libre de escamas o escudos, es gris plomo con reflejos morados y salpicada de pequeñas manchas (de allí su nombre de aterciopelado). Su cabeza es cuadrada, con un barbillón grueso a cada lado de su pequeña boca. Posee dos aletas dorsales, siendo la segunda de tipo adiposa. La aleta caudal presenta dos lóbulos bien marcados y sus aletas ventrales poseen ubicación abdominal. La primera aleta dorsal y las aletas pectorales, presentan un primer radio punzantes y con la margen posterior levemente aserrada; detalle que obliga a manipularlos con cuidado.

Bagre otuno, vista ventral
Bagre otuno, vista ventral

Es muy poco lo que se conoce de su biología, al punto que se ignoran sus mecanismos de reproducción, que se presume es en verano. De todos modos las grandes ovas que generan la hembra (5mm aprox.) podrían indicar una modalidad de desove (en nidos de piedra) similar a la de los salmónidos. Dentro del orden de los Siluriformes, de los bagres otunos son considerados una de las especies más primitivas, casi relictos vivientes. Para la administración de Parques Nacionales es el pez con más interés de cuidado.

En los lagos andinos ocupa el hábitat denominado epibentónico, sobre el fondo entre los 0 y los 10 m. de profundidad. Se alimenta en forma generalista de crustáceos y ninfas de insectos, prevaleciendo en su dieta anfípodos, decápodos (Aegla sp. y Samastacus sp), anisópteros y efemerópteros. Los captura nadando sobre el fondo y removiendo las partículas que lo componen. Los ejemplares capturados normalmente oscilan entre los 15 y los 30 cm., aunque se tienen registros de peces de 45 cm y más de 1 kg. de peso.

Las imágenes que ilustran este artículo pertenecen a un holotipo MLP 214 de Diplomystes viedmensis, fotografiado por Mark Henry Sabaj.