Soft Hackle Biot

Categoría: 
Húmedas
Atador: 
Emilio Rizzo

Si bien esta rica progenie de moscas nació a partir de las Hackle Flies, descriptas en el tratado de pesca con Mosca de Dame Juliana en 1486, toman forma definitiva durante el siglo XIX en la costa este de EEUU. Mientras los atadores británicos de la era victoriana contaban con plumas y pelos exóticos de infinidad de colonias, en Norteamérica tenían que contentarse con lo que cazaban (becasinas, perdices, etc...).

De esta orfandad nacen las Soft Hackles, que tan simples como bellas, se transformaron en una de las moscas húmedas más efectivas del mundo. Su secreto es "nunca ser incorrectas", con una suma de gatillos de pulso, traslucencia y movimiento irresistible para las truchas. Ideales para imitar pupas de caddis, ninfas en ascenso de efímeras, terrestres ahogados o hasta incluso pequeños crustáceos. También como un sutil atractor cuando no hay derivas o eclosiones.

Este patrón se popularizó con la técnica de ascenso Leisenring, de James Leisenring basándose en lecturas de antiguos libros britanicos (su fuente de inspiración para realizar sus Flymphs).

Pero las Soft Hackles tomaron verdadero vuelo a través del libro The Soft-Hackled Fly de Sylvester Nemes (1975). Allí sistematiza decenas de variantes, desde tamaño XL equivalentes a un streamer, hasta otras diminutas aplicables a pupas de midges.

Esta variante, muy delicada y natural, ideal para aguas bajas y claras, está inspirado en la corriente de atado con biots de Rene HarropAtándolas sobre anzuelos de moscas secas, se pueden usar como emergergentes con excelentes resultados.

Receta

Anzuelo
tipo Mustad 3406 (o 94840 en caso de emerger), entre números 8 y 18.
Hilo
8/0 al tono.
Cuerpo
Biot de ganso oliva.
Tórax
Ice dubbing.
Hackle
2 o 3 vueltas de perdiz húngara.