Foto: 
Oscar Dono

Campamento y Vivac en la Patagonia

Los buenos sitios de campamento no se hacen, sino que se encuentran. La clave es que el visitante se adapte a la naturaleza y no adapte la naturaleza a sus necesidades. Antes de retirarse del lugar, revíselo a conciencia y asegúrese de no dejar rastros de su visita.

Campamento lago Curruhue Grande
Campamento lago Curruhue Grande

Las siguientes reglas hacen a un campamento o un vivac con la menor huella ecológica:

  • Acampar en lugares permitidos, o en lugares ya impactados con anterioridad. Nunca acampar en sitios ligeramente impactados, así se les da el tiempo necesario para recuperarse.
  • Los grupos grandes generan mayor impacto que varios pequeños. En este caso elija campings organizados, preparados para recibir mucha gente.
  • En lugares poco frecuentados, sólo acampar en sitios libres de vegetación, diispersando las actividades para no pisotear ningún punto en exceso. En el sitio de acampe, lo mejor usar calzado de suela blanda como zapatillas o alpargatas.
  • No corte ni dañe los arboles circundantes.
  • Disponer el campamento para que quede escondido por árboles, arbustos y rocas. Ello aumentar la sensación de soledad y privacidad.
  • No construir estructuras de ningún tipo, en especial canales de desagües para las carpas. Dejan cicatrices en el suelo muy duraderas y favorecen la erosión. Lo mismo corre con los circulos de piedra alrededor del fuego, y la fabricación casera de camas, bancos o repisas.
  • Evite de quedarse en un sitio por más de 4 días, para minimizar la acumulación de basura y el daño a la vegetación y el suelo circundante.
  • Salir a la naturaleza sin perros o gatos, que siendo predadores van a perseguir y/o espantar a la fauna del lugar. Si acampa en un área donde están permitidos los perros, manténgalos controlados, y atados el mayor tiempo posible. A la vista de este tramo, trate de no llevar mascotas a las áreas silvestres.
  • Llevar comida liviana y nutritiva, en bolsitas de nylon u otros envases que pueden quemarse fácilmente o llevarse de vuelta. Evite las botellas y latas, que una vez vacías deben llevarse de vuelta (no deben ser enterradas, ni quemadas).
  • Lleve una o dos bolsas, para recoger su basura y la que otros puedan haber dejado.