Insectos terrestres

Por su tamaño y abundancia los insectos terrestres representan un bocado de excepción, especialmente en ríos medianos y pequeños. Su presencia es sumamente bienvenida en la pesca con mosca ya que permite intentar con secas en el momento que la mayoría de los insectos acuáticos salieron de escena tras las eclosiones masivas de noviembre a enero.

Insectos terrestres: influencia del ambiente en la pesca con mosca

Escarabajo pilme
Escarabajo pilme

Su ingreso a las aguas puede deberse a múltiples causas. El incremento de la temperatura ambiente los torna más activos, con lo que aumentan las posibilidades de que caigan en forma accidental (ej: tucuras) y sean devorados por las truchas. Por ello los meses más indicados para intentar con sus imitaciones se extienden entre diciembre y marzo, sobre todo en horas del mediodía o media tarde.

El viento agitando la vegetación ribereña (ej: pulgones y gusanillos del sauce), una crecida repentina o el persistir de una lluvia también causan importantes de ingresos.

En los cursos rodeados de bosque, las heladas y fríos prematuros disminuyen la movilidad de ciertos terrestres y posibilitan su caída desde los árboles cercanos (ej: chinches verdes).

Los días de baja presión atmosférica, donde el aire se torna menos denso, merman la sustentación del vuelo de los insectos más pesados, causando numerosos acuatizajes forzosos (ej: coleópteros).

Gusanillo del sauce devorando una hoja
Gusanillo del sauce devorando una hoja

Si bien en la Patagonia los insectos terrestres registran decenas de órdenes, los únicos que revisten real importancia por detonar alimentaciones selctivas son:

Ingresando a los respectivos hipervínculos podrán ver ciclo de vida, técnicas de pesca con mosca e imitaciones para pescar truchas y otros peces autóctonos patagónicos.

Moscas Recomendadas