Uso de caballos en la Patagonia

Si se emplean caballos para pescar o hacer turismo en la Patagonia, estos consejos contribuyen a disminuir la huella ecológica:

Caballos al atardecer en el lago Cholila
Caballos al atardecer en el lago Cholila
  • Transite por senderos existentes, o por superficies durables, como roca, pedreros o cursos de arroyos secos.
  • Evite suelos saturado de agua, como mallines, surgentes o vertientes, que son severamente impactados por la pisada de los caballos.
  • Haga que sus animales tomen agua en vados o lechos pedregosos, evitando las márgenes con suelo blando, fácilmente degradables. De ser posible hidrátelos en bebederos o baldes.
  • En las paradas, atar el caballo a un árbol resistente de no menos de 20 cm de diámetro, en un sitio seco y resistente al pisoteo. Los árboles más pequeños son más blandos y se dañan fácilmente por el tironeo y la abrasión de las riendas. Envuelva la soga dos veces alrededor del tronco antes de atar el nudo, así disminuirá el daño a la corteza.
  • Los animales que están pastando o atados por largo tiempo, deben estar alejados por lo menos 50 metros de cuerpos de agua o campamentos, para evitar contaminación de aguas, excesivo pisoteo del suelo y la acumulación de bosta y orina.
  • Disperse las acumulaciones de bosta con un palo, para acelerar su descomposición, y mejorar el aspecto en que deja el área.
  • En las paradas, aún las cortas, ate los caballos fuera de la picada, para permitir el tránsito de otros usuarios.
  • En la medida de nuestras posibilidades, usar la menor cantidad posible de caballos.