Prácticas de bajo impacto

"Somos simples criaturas, que solo pasamos por este mundo haciendo más o menos daño, y dejando buenas o malas enseñanzas" Pablo "Tuna" Labarta.

La destrucción del medio natural es la mayor crisis que enfrenta la especie humana, y desde su lugar, cada uno debe trabajar duro para revertirlo. Otro tanto tiene que ver con la alienación de las ciudades, que por insensibilidad o ignorancia, transforma a los visitantes citadinos en una descontrolada fuente de depredación, basura y contaminación. La educación y la aplicación rigurosa de la ley, de la mano, son la única solución.

Bosque quemado, lago Gutiérrez
Bosque quemado, lago Gutiérrez

Siendo tan afortunados de contar con una región tan maravillosa como la Patagonia, tenemos el deber ético de conservarla para las futuras generaciones en el mejor estado posible. Todo lo que le suceda al agua, la tierra y los peces, tarde o temprano también nos sucederá a nosotros. Interpretando a la belleza natural como un bien en sí mismo, y síntoma inequívoco de salud ambiental.

Nuestro deseo es contribuir a la generación de pescadores y turistas con plena conciencia ambiental. Brindarles la información para que en su paso por un lugar, dejen la mínima huella ecológica.

El pescador representa uno de los grupos que más se internan en la naturaleza; de los más sensibles y críticos a su alteración o degradación. Por ello trabajamos para que esta presencia se transforme en un importante agente de su cuidado. 

Fieles a esta visión, hemos realizados los siguientes tutoriales ambientales de Aguas Patagónicas, que recomendamos leer con atención para ser concientes de nuestro impacto (y mitigarlo):