Río Negro

Colaboraron con información para este árticulo: Gustavo Monteseirin , Jorge Beteluz , Luis Brunt , Fernando Charro , Leonardo Perazzoli , Claudio Perez y Pablo Tarruella
Ubicación: 
centro de la provincia de Río Negro.
Accidente: 
Río
Origen del nombre: 
deriva de la voz araucana que significa “río negro” (de curi, corruptela de curu: negro; y leufu o leuvu: río).
Longitud: 
solo 635 km, integrado con el sistema Limay alcanza los 1252 km.
Caudal: 
1.014 m³/seg.
Ubicación: 
centro de la provincia de Río Negro.
+
Click para abrir un mapa mas detallado

El Negro, el río más caudaloso de la Patagonia, nace tras la confluencia delLimay y Neuquen, drenando prácticamente todo el tramo de la Cordillera de los Andes perteneciente a la provincia del Neuquen. Además su cuenca, resulta la más importante entre las que se desarrollan enteramente por territorio argentino.

Nacimiento del Río Negro, tras la unión del Limay con el Neuquen
Nacimiento del Río Negro, tras la unión del Limay con el Neuquen

Recorre la provincia homónima en dirección noroeste/sudeste, incluyendo un pequeño sector del sur de la provincia de Buenos Aires, en las cercanías de Carmen de Patagones. Culmina su recorrido en el Océano Atlántico, sin formar ningún delta, ría o cono de deyección, debido al intenso barrido de las corrientes marinas. La influencia mareal se percibe hasta 45 km. aguas arriba de su desembocadura en las cercanías de San Javier, produciendo un notorio taponamiento durante la pleamar, sobre todo en sicigia.

Las precipitaciones que caen directamente sobre el Negro son mínimas (200 mm anuales). Completamente alóctono, el grueso de su caudal depende de la cordillera. Salvo algunos cañadones entre las bardas, que le aportan un poco de la lluvia (y lo pueden enturbiar severamente), carece de tributarios. La transparencia del río varía notablemente a lo largo del año según los eventos climáticos: desde aguas notablemente claras y verdosas en época de seca, hasta turbias que semejan al Río de la Plata con fuertes lluvias.

El Negro es un río de gran tamaño y caudal, cuyo ancho promedio oscila entre 200 y 400 m, llegando a un máximo de 14 km. a la altura de la isla de Choele Choel. Su valle, contenido por altas bardas, tiene un ancho que oscila entre 5 km. en Chelforó, hasta 25 km. en Choele Choel. Estructuralmente, parece una cruza a medio camino entre un río netamente patagónico y otro de corte paranaense. Sumamente variable, mientras en ciertos tramos se comporta como un cauce único, en otros se divide en numerosos brazos, lagunas entrecortadas o desbordes que forman extensos deltas interiores. Sumamente meandroso, en su nacimiento su pendiente es de 57 cm/km., en Choele Choel disminuye a 41 cm/km., y culmina en 2 cm/km sobre su desembocadura en el océano.

Enorme carpa de espejos capturada con mosca
Enorme carpa de espejos capturada con mosca

Hidrológicamente se comporta como un híbrido entre el Limay (más regular) y el Neuquen (más torrencial). Los embalses, especialmente los del río Neuquen, afectaron negativamente los procesos de sedimentación que forman bancos, brazos e islas (heterogeneidad ambiental). En la actualidad una mínima fracción del río Neuquen, ingresan al Negro directamente en Confluencia. La mayoría lo hace a lo largo de decenas de kilómetros, a través de canales de riego. Salvo crecientes inusuales, el máximo caudal se registra durante la primavera.

El paisaje que rodea al Río Negro es el típico de la estepa extraandina, aunque severamente modificado por las poblaciones que lo rodean. La fertilidad de su valle generó uno de los mayores oasis del país (150.000 ha), y el área más densamente poblada de toda la Patagonia. Ello lo compromete seriamente con agresiones como contaminación, pesca indiscriminada, basura y alteración de la ribera.

Hoy el Negro es un río amenazado por la acción del hombre. Una parte importante tiene que ver con los brutales cambios de nivel que propician las represas sobre el río Limay, con infladas y estiajes excesivos que producen grandes mortalidades en los desoves de peces autóctonos (que utilizan las algas costeras como sustrato).

Flats de arena del Río Negro Superior
Flats de arena del Río Negro Superior

En el 2006 el experto Neil Ward (de la Universidad de Surrey) ratificó una presencia muy preocupante de naftaleno (subproducto de combustibles fósiles), amoníaco, nitritos, sulfuros y fenoles, sumado a metales pesados como el plomo, mercurio, hierro y cobre (muchos de ellos volcados en forma clandestina en el Canal Grande). En 2015 el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema validó esos resultados, junto a valores en alza de DQO (demanda química de oxígeno).

Población íctica

Junto al río Colorado, Negro es el río con la mayor biodiversidad de peces de la Patagonia, aunque muy alterada por el impacto de exóticos como truchas arcoiris y carpas. Con muchas especies de transición respecto a la Cuenca Paranoplatense, y un abanico de abordajes deportivos extremadamente variado. En total cuenta con 16 especies, de las cuales 4 son exóticas y 3 traslocadas. Al respecto recomendamos leer el informe "Río Negro: evolución de su comunidad íctica", fundamental para interpretar su dinámica a lo largo de más de un siglo.

Entre las especies autóctonas se encuentran pejerreyes patagónicos y percas, cuyas poblaciones y tamaños disminuyeron notablemente en las últimas décadas. Históricamente los portes máximos eran de 1,5 kg. para los pejerreyes y más de 5 kg. para las percas. Hoy solo podemos encontrar ejemplares destacables en los tramos menos accesibles. Un pejerrey patagónico de 800 gr. se considera un trofeo, y lo mismo sucede con una perca de más de 2 kg. Mientras el morfotipo de perca de boca chica predomina en el sector superior, el bocón (ictiófago) es proporcionalmente más abundante en los tramos medio e inferior.

Pejerrey Bonaerense Valle inferior del Negro

A ellas se les agregan puyenes chicos, solo presentes solo en el tramo superior y muy desplazado por las madrecitas (el forrajero de pequeño tamaño más abundante); bagrecito del torrente (Hatcheria macraei) y bagre otuno, en muy baja densidad sobre el sector inferior. Entre las especies traslocadas se encuentran la coridora (Corydoras paleatus), mojarras (Cheirodon interruptus y Astianax sp.), madrecitas de agua (Jenynsia multidentata) y el pejerrey bonaerense (bien representado en el sector inferior). A ello se le agregan varias especies marinas como lisas (Mugil lisa), lampreas de bolsa (Geotria australis), lenguado (Paralichthys orbignyanus), róbalo (Eleginops maclovinus) y una presencia cada vez más masiva de bagres de mar (Genidens barbas).

Entre los autóctonos anádromos las lampreas se encuentran en una preocupante disminución poblacional, mientras que lisas y bagres de mar resultan cada vez más abundantes.

El Río Negro inferior, tomando como epicentro los poblados de San Javier y Guardia Mitre, era un renombrado pesquero de pejerrey bonaerense, al que muchos especialistas consideraban el mejor del país. Erróneamente muchos los creían pejerreyes panzones (Odontesthes platensis) de origen marino, algo falso ya que no ingresan a aguas dulces. Durante los "años de oro", en las décadas del 80´ y 90´, el Negro era visitado por pejerreyceros de todo el país por la calidad de sus trofeos. La pesca se realizaba en correderas con líneas de fondo, con promedios de peso de 600 gr. a 1,5 kg, y gigantes de entre 2 y casi 3 kg. la traslocación de esta especie originó híbridos con los pejerreyes patagónicos, lo cual implica una importante erosión genética sobre sus poblaciones silvestres. Al respecto recomendamos leer "Hibridación entre pejerreyes patagónicos y bonaerenses".

Río Negro pesca en kayak

El declive de esta pesquería comenzó entre 2005/07, y a pesar de efectuarse siembras sostenidas, en la actualidad las poblaciones se encuentran muy mermadas en relación al pasado. Aún presentes, los promedios rondan los 300 gr, y un ejemplar de 1 a 1,5 kg se considera excepcional. Comentarios recientes hablan de un repunte en su pesca, sobre todo en la zona inferior del Valle Medio.

Entre los salmónidos, encontramos las truchas arcoiris como mayoritarias, y las marrones como muy escasas. Hasta mediados de la década del 2000 las arco iris resultaban abundantes, con ejemplares muy robustos y peleadores que promediaban 1 a 1,5 kg, y no era inusual conectar ejemplares de 3 kg (sobre todo en la remonta aguas arriba de final de temporada, a partir de mayo). Hoy las capturas van de 300 gr. a 1 kg., considerándose como notable un ejemplar cercano a los 2 kg. Sobre este río se realizan siembras sostenidas de truchas arcoiris provenientes de la trampa de arroyo Ñireco, ya que uno de sus principales limitantes para una población autosostenible es la falta de lechos aptos para del desove. En este sentido funcionaría como una pesquería típica de "quita y pon", para aprovechar la productividad natural del ámbito

Tras su introducción en el Valle inferior (siembra no oficial), la carpa se transformó en el pez estrella de la cuenca. En buena parte porque ha desplazado a otras especies, pero también porque es la que mejor se adaptó a la degradación ambiental. Los portes promedio van de 1,5 a 7 Kg., con registros que superaron los 16 kg.

Arco iris Río Negro con streamer

La carpa es una especie relativamente nueva en el río, cuyo primer registro científico se dio en el año 1995, y se volvió significativamente abundante una década después. Si bien existen registros de sogios introducidos en el Valle Inferior, lo más probable es que por sus estrictos requerimientos ambientales, nunca se hayan reproducido.

En este río se realizaron varias siembras con truchas arco iris con genética steelhead (provenientes de Isla Pavón), con la intención de generar una población autosostenible similar a la del río Santa Cruz. Las mismas, en función de condiciones ecológicas poco aptas, no fueron exitosas. Como anécdota, se sabe de la captura de ciertos ejemplares de hasta 5 kg (de su tamaño la presunción anádroma) en las cercanías de su desembocadura.

Como dato anecdótico, en muestreos de la década del 40´ del ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, se capturaron ejemplares de salmón atlántico y trucha fontinalis. Se le suman esporádicos ejemplares de salmón chinnok en tránsito hacia el Limay Inferior, que año a año parecen volverse más abundantes.

Dieta de los peces

Río Negro, Chichinales

El Río Negro es bastante productivo, y ofrece un variado aporte de alimento. Estudios realizados por la Universidad del Comahue arrojaron los siguientes datos en cuanto a la dieta de cada especie.

Las truchas arco iris se alimentan básicamente de pancoras e insectos (terrestres y acuáticos). Dentro de los de origen acuático los más representativos son los tricópteros, plecópteros, efemerópteros y odonatos. Como ítems de importancia secundaria, también se han encontrado restos de forrajeros como madrecitas de agua y coridoras. La abundancia de algas, como toma involuntaria, indica que una parte importante del alimento es capturado sobre el fondo.

Tratándose del pejerrey patagónico, mientras los ejemplares pequeños son ávidos comedores de insectos acuáticos, los de mayor tamaño se alimentan sobre todo de caracoles del género Chilina. Como ítems de importancia secundaria, también se han encontrado restos de forrajeros como madrecitas y pejerreyes muy pequeños.

En cuanto a las percas existen diferencias entre los dos morfotipos del río. Mientras las de boca chica se centran en insectos (especialmente efemerópteros y tricópteros), las de boca grande se alimentan de pancoras y anfípodos. Ambas, cuando son adultas consumen coridoras en buen número. A su vez las boconas también toman madrecitas, juveniles de pejerrey, pequeñas percas, mojarras y larvas de lamprea.

Carpas en un brazo del Río Negro, Allen.
Carpas en un brazo del Río Negro, Allen.

Las carpas mostraron como ítem dominante materia vegetal (bioderma pegada a distintos sustratos), caracoles y corbículas, estás ultimas un género de almejas asiáticas de carácter invasor.

Tramos del Río Negro

Este curso, muy grande y complejo, puede dividirse en los siguientes tramos:

  • Alto Valle (entre Confluencia y Chichinales): resulta un oasis agrícola de 100 km de largo con un ancho entre 5 y 11 km, muy rico en eventos históricos. Un tramo realmente bello pero a la vez el más antropizado, con numerosos focos de contaminación y una gran cantidad de accesos al río. Estos se suceden permanentemente cada 500 o 1000 m, y funcionan como balnearios y sitios de recreación de los pobladores locales. Los poblados más representativos son Cipolletti, Gral. Fernández Oro, Allen, General Roca, Ingeniero Huergo y Villa Regina. A ello se le agregan otros más pequeños como Guerrico, Cervantes, Mainque, Enrique Godoy y Chichinales. Se trata del tramo con aguas más frías y claras, encerrado entre pintorescas bardas semidesérticas. Las especies deportivas más significativas son carpas, truchas arco iris y pejerreyes patagónicos. Las carpas normalmente se pescan con mosca, en brazos menores de agua muerta, flats de arena, lagunas y sobre todo en la confluencia de cañadones. Si bien es el tramo más apto para el desarrollo de salmónidos, su presencia es tangencial por la desmedida pesca con carnada con líneas de fondo, al que la trucha arco iris es muy vulnerable.
Entrevalles superior a la altura de Chimpay
Entrevalles superior a la altura de Chimpay
  • Entre Valles Superior (de Chichinales a Chimpay): se trata de un sector agreste y muy poco impactado por su inaccesibilidad, sobre todo en su orilla sur alejada de rutas y caminos. Solo presenta algunas poblaciones pequeñas como Valle Azul y Chelforo. Muy rico en estructura se lo reconoce como un gran pesquero de carpas, en aguas bastante cristalinas, pejerreyes patagónicos, y truchas arco iris. Tratándose de estas últimas, por la falta de impacto humano y condiciones ambientales apropiadas, se trata del mejor tramo para pescarlas con mosca.
  • Valle Medio (entre Chimpay y Pomona): posee una importante antropización, aunque menor al Alto Valle. Muy conocido por su actividad agropecuaria, que comenzó con el cultivo de trigo, alfalfa y la cría de ganado, para derivar luego en frutales, vid y hortalizas. Aquí el río se divide en numerosos brazos, como el caso del río Salado. Sus poblaciones más representativas son Choele Choel, Luis Beltrán y Lamarque. Este tramo es excelente para carpas que se pescan de vadeo con equipos livianos en numerosos brazos menores. Predominan los ejemplares medianos (1 a 3 kg), aunque hay registros de peces enormes. Especialistas locales con la especie, por densidad y estructura ambiente, lo consideran el mejor tramo del Río Negro. Los pejerreyes patagónicos, continúan abundantes mientras los salmónidos disminuyen aún más por el progresivo calentamiento y enturbiamiento del agua. Este tramo, en sus brazos menores, es el que presenta el mayor número de coridoras o tachuelas (especie autóctona traslocada). También representa el nivel superior hasta el que ascienden pejerreyes bonaerenses y las lisas, estas últimas en su migración trófica desde el mar.
Balsa sobre el Río negro en Guardia Mitre
  • Entre Valles Inferior (de Pomona a Primera Angostura, inicio de los canales del Valle Inferior): por su lejanía de las rutas, resulta el sector de poca accesibilidad más extenso, donde por tramos corre formando un canal único y en otros forma intrincados deltas interiores. Cuenta con un mínimo impacto ribereño, y aquí el río se depura de contaminantes por el filtro de pedreros y arenales. Salvo General Conesa (su única población de importancia) su exploración requiere de una embarcación, desde estancias aisladas o pequeñas poblaciones como Colonia Josefa. Los datos de pesca son prácticamente inexistentes, aunque se auguran excelentes posibilidades con carpas de gran tamaño. La pesca de pejerreyes bonarenses se encuentra en alza según comentarios recientes. Si bien posee aguas cada vez más cálidas y turbias, es posible dar con interesantes concentraciones de truchas arco iris debido a la escasa presión de pesca.
  • Valle Inferior (entre Primera Angostura y Viedma/Patagones): también conocido como Valle de Viedma o Valle del IDEVI (por el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior del Río Negro). El mismo abarca unas 80 mil hectáreas en una franja de 100 km de largo por 8 km de ancho, con 35 mil hectáreas irrigadas. Predomina la ganadería extensiva bovina y ovina, junto a la producción intensiva forrajera, hortícola y frutícola. Salvando el sector de influencia mareal, resulta el tramo más caliente, turbio y de menor pendiente. Los poblados más importantes son Guardia Mitre y San Javier, seguidos de parajes como Zanjón de Oyuela o Cubandea. Aquí dominan las carpas, percas y pejerreyes (tanto patagónicos como bonaerenses). De hecho es el sitio donde históricamente se han capturado los más grandes ejemplares de ambas especies. Aquí coexisten con especies marinas como lisas y lenguados.Guardia Mitre es un verdadero paraíso carpero, con ;abundancia de peces trofeo (más de 5 kg) y una riquísima estructura ambiente (que incluye canales y desagotes del IDEVI). La misma se realiza estrictamente a pez visto, aunque a corta distancia por aguas leonadas que rara vez superan los 40 cm de visibilidad. Aquí la abundancia del árbol invasor conocido como olivillo (Aextoxicon punctatum), aporta una gran cantidad de bayas aprovechadas por las carpas, y que en futuro podría generar una pesca con frutos plásticos similar a los omnívoros de Alto Paraná. Tratándose de lisas sorprende su tamaño, con robustos ejemplares de hasta 3 y 4 kg de peso. De momento no hay pescadores especializados en ellas, y representan un enorme desafío a todos los mosqueros. Esporádicamente este tramo registra ascenso de lobos marinos, que pueden llegar hasta el paraje Sauce Blanco.
Vista nocturna de Cármen de Patagones, desde la costanera Viedmense
  • Tramo de plena influencia mareal (entre Viedma/Patagones y la desembocadura en el mar): de escasa pendiente, es muy afectado por las mareas, que provocan grandes cambios de nivel diarios, taponamientos y que incluso el río corra al revés durante mareas de sicigia. Incluye un área densamente poblada, con las ciudades de Viedma, Cármen de Patagones y varios barrios residenciales en la ruta que lleva a playa El Cóndor. Esta zona se destaca por la presencia masiva de bagres de mar, lisas y lenguados. Estos últimos se pescan con mosca en el área de la desembocadura, en el mes de mayor concentración que es octubre. Con esta modalidad los portes de momento rara vez superan los 2 kilos, aunque con máximas de más de 8 kg, es probable que aumenten con la evolución de técnicas y experiencia. Este tramo recibe la visita de delfines y lobos marinos en busca de peces; de hecho las carpas atontadas por los cambios de salinidad resultan un gran atractivo. Como dato anecdótico, pescadores de tiburones han registrado capturas de escalandrum (Carcharias taurus) con grandes carpas en sus estómagos.

Pesca con mosca: técnicas y equipos

Para pesca fina con mosca de pejerreyes y truchas arco iris (ninfas y secas), se recomiendan equipos entre Nº 3 y 5, con una línea flotante de formato W.F. Ante los pejerreyes patagónicos las larvas de caddis, Soft Hackles y secas de tipo No Hackle (Nº 14 - 18) se vuelven la opción más acertada. Como estos aterínidos se alimentan por succión, y poseen una boca pequeña, las moscas deben ser ligeras y sin hackles rígidos que dificulten las clavadas. Pensando en pesca de salmónidos con streamers un equipo N º 5 o 6, con shooting intermedio y corredor de nylon es la mejor elección. En atardeceres calmos y de mediar una eclosión, es posible tentarlos con moscas secas, especialmente en los eddies que se forman entre los árboles costeros.

Carpa laguna del Río Negro Inferior

Tras las carpas el equipo recomendado oscila entre un Nº 5 y 7, siendo un Nº 6 el que mejor combina potencia y sutileza. Lo completa una línea flotante, leaders de 5 a un máximo de 7 pies, rematados en tippets entre 3X y 0X, según la selectividad y /o transparencia del agua (los más gruesos son los más indicados en aguas sucias o llenas de obstáculos). El principal condicionante de la pesca es la transparencia de las aguas: en aguas cristalinas es más fácil ver los peces pero más dificil engañarlos, mientras lo inverso sucede en aguas turbias.

En aguas cristalinas funcionan muy bien las ninfas (especialmente imitaciones de odonatos), en gamas de oliva, sin brillos, atadas invertidas y con poca carga de material como la Lili FluFlu (entre Nº 12 y 8). En aguas turbias es necesario sobredimensionar el patrón, agregar brillos sutiles, aumentar la carga de material y volcarse a colores más contrastantes como el negro o marrón oscuro. El patrón clásico es la Rivas Lodge (en filopluma o CDC) o las Scampi equivalentes a un Nº 8 o 6 tradicional de trucha. En todos los casos siempre en anzuelos reforzados (formato Chinu o Seigo) para que no se abran durante la pelea, y de buena apertura para asegurar la clavada. Otros patrones destacables son Clouser Minnow, Coyote o pequeñas Woolly Buggers.

Brazos menores del Valle Inferior del Río Negro

En aguas cargadas de oxígeno como las del sector superior, las carpas pelean de manera descomunal, generando interminables corridas y una larga lucha en que es muy difícil someterlas. Y si ganan la corriente principal del río, las cosas pueden ponerse realmente complicadas para el pescador.

La temporada de carpa con mosca se extiende de septiembre a abril, con un clímax en los meses más cálidos de diciembre a marzo, ya que a mayor demanda de alimento toman mejor las moscas. Con aguas frías tras noches heladas, los peces bajan su metabolismo y desaparecen de las aguas bajas donde es posible establecer contacto visual.

Si bien pueden verse carpas por doquier en el canal principal, el 98% de la pesca se realiza en brazos menores, cañadas, viejos cauces, desbordes y lagunas correspondiente al valle de inundación.

Poblados Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de
Distancia
Valcheta 134 km
General Roca 192 km

Ámbitos Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de
Distancia
Río Negro 0 km
Río Colorado 97 km

Artículos Relacionados