Río Quillen

Ubicación: 
centro oeste de la provincia de Neuquen.
Accidente: 
Río
Origen del nombre: 
voz araucana que significa “frutillar”.
Longitud: 
28 km.
Caudal: 
medio anual 44,4 m³/seg sobre su desembocadura.
Ubicación: 
centro oeste de la provincia de Neuquen.
+
Click para abrir un mapa mas detallado

Para muchos el mejor río de Pehuenia (y uno de los más finos de la Patagonia), el Quillen recuerda al famoso Malleo, aunque más corto y con mayor proporción de correderas. Su variada conformación, y la calidad de sus salmónidos, lo transforman en un curso ideal para técnicas sutiles. Nace en el lóbulo este del lago Quillen y desemboda en la margen oeste del río Alumine, en el paraje conocido como Rahue. Sus tributarios más importantes son los arroyos Malalco (una joya del fly cast), Correntoso y Central.

Arco iris río Quillen
Arco iris río Quillen

Su boca, similar a la del río Manso sobre el lago Mascardi, continúa en un flat profundo y de escasa corriente. Prospectando con atención cada uno de sus “huecos”, siempre habrá chances con truchas arco iris medianas y alguna sorpresa del lago. Si bien las mejores posibilidades se dan con streamers suaves e imitaciones de odonatos, vale experimentar con moscas secas. Cabe destacar que la cercanía de un camping la torna poco recomendable en enero y febrero.

Pasado el primer puente, el Quillen se derrama en sus primeras correderas, cubriéndose de sauces. A partir de aquí se divide en dos secciones: Quillen Arriba (acceso privado) y Quillen Abajo (acceso público).

QUILLEN ARRIBA

Se extiende entre el puente y la reserva indígena. Este tramo, flanqueado por plantíos de pinos, se reparte entre las estancias de las familias Lussich y Lagos Mármol (operan con pescadores extranjeros). Ahí se ubican grandes pesqueros, como las famosas Champas descriptas por Jorge Donovan en su libro Nací Pescador. Allí el Quillen corre como un canal meandroso, lento y tapizado por plantas acuáticas, donde finas eclosiones de mayflies y quironómidos permiten intentos sumamente técnicos a pez visto.

Champas del río Quillen
Champas del río Quillen

QUILLEN ABAJO

Desde la reserva indígena hasta la confluencia con el río Alumine, amalgama innumerables accidentes. Entre ellos se destaca un cañadón, que intercala pozos cortos, correderas y curvas flanqueadas por moles de roca viva. Poco visitado (de difícil acceso y tránsito), atesora buenas marrones y arco iris. Pasado el Cementerio, el Quillen pierde pendiente y se vuelve más amplio. A pesar de ser el tramo con mayor presión (la ruta lo bordea permanentemente), abundan las truchas medianas y los trofeos son una posibilidad latente. Desde hace unos años, esta sección ofrece una buena pesca, debido al permanente cuidado de una guardafaunas excepcional: Martha Bachman. Sin dudas un ejemplo a replicar en toda la Patagonia.

El grueso de la población del Quillen esta compuesta por truchas arco iris (más abundantes) y marrones de 500 gr a 1,5 kg. Pescando con streamers pueden darse ejemplares de 1,8 a 3 kg, en su gran mayoría marrones.

Aporte de alimento

El predominio de correderas y los aportes orgánicos de su fértil valle, hacen del Quillen uno de los freestones más productivos de la Patagonia. Entre los bocados suculentos se destacan las pancoras y una importante cantidad de caracoles.

Trucha arco iris río Quillen
Trucha arco iris río Quillen

Tratándose de insectos acuáticos, prevalecen los tricópteros de aguas rápidas. Basta prender un farol en una noche de verano para tener una idea de la enorme variedad de caddis que alberga este curso. Le siguen varias especies de efímeras: Penaphlebia y Meridialaris en fondos de rodados; y Metamonius, Siphlonella y Baetis en las Champas. Se le suman midges, varias familias de plecópteros (Gripopterigidae y Austroperlidae) y enormes ninfas de megalópteros (hellgramites).

Entre los insectos terrestres sobresalen las tucuras en las barrancas con herbáceas y los gusanillos (Nematus dessantisi) en los sauzales cercanos a la confluencia con el Alumine. Se le agregan piojitos del sauce, muy apreciados en marzo y abril.

Pesca con mosca: técnicas y equipos

Si bien el Quillen permite el ejercicio de todo tipo técnicas, sobresale para los intentos con secas, húmedas y ninfas. Con la disminución del nivel de agua que sucede a enero, el equipo ideal es uno N° 3, 4 ó 5, acompañado de una W.F. flotante.

Boca del río Quillen
Boca del río Quillen

En el Quillen los hatchs son moneda corriente, y es común dar con buenas arco iris alimentándose en las áreas calmas y protegidas. Entre las secas se destacan Elk Caddis y Goddard Caddis (ideales para eclosiones de tricópteros en aguas rápidas) y Patagonia Dun, Parachute Adams o Sparkle Dun, en N° 14 - 20.

Tratándose de ninfas y húmedas sobresalen las Soft Hackle (sumamente efectivas en pozos con recirculación de agua o líneas de espuma), San Pupa, Jabalí, B.H. Prince, Pheasant Tail.

Accesos

Pueblo de Alumine - R.P. N° 23 (asfalto) - Puente de Rahue (16 km) - R.P. N° 46 (tierra). A partir de aquí se tiene acceso a todos los sectores del río (públicos y privados).

Moscas Recomendadas

Poblados Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de

Ámbitos Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de

Artículos Relacionados