Cuenca del Río Futaleufu

Vertiente: 
Océano Pacífico
Superficie Total: 
6800 km².
+
Click para abrir un mapa mas detallado

La cuenca del Futaleufu ofrece una de las mejores y más variadas ofertas de pesca de la Patagonia, con el valor agregado de un paisaje bellísimo. De hecho es la más rica y diversa de toda la provincia de Chubut con una amplia red hidrográfica y varios lagos encadenados. Estos atributos se potencian con el Parque Nacional los Alerces, que garantiza buenos cuidados y prestaciones.

Con una densidad inferior a 4 hab/km², plantea un intermedio entre la cuenca del río Manso (por comodidad e importancia turística) y las cuencas pacíficas del Paralelo 44º (por soledad y calidad de pesca). Por esto se recomienda leer la síntesis de ambas. Quien considere al Manso demasiado turístico y a Río Pico agreste en exceso, los ambientes del Futaleufu son lo que está buscando.

Pesca a pez visto en la cuenca del Futaleufu
Foto: 
Tim Rajeff
Pesca a pez visto en la cuenca del Futaleufu

A diferencia de los freestones ubicados al norte, donde el prospecting es la técnica más utilizada, los cursos del Parque Nacional (con abundantes tramos lentos, brazos menores y aguas muy claras) permiten pescar gran parte del día a pez visto, no sólo a partir de sus rises, sino visualizando al pez por completo como si se encontrara en una pecera. Sin dudas, un detalle de extremadamente valorado por los mosqueros más exquisitos.

Las poblaciones de salmónidos son muy sanas y presentan una elevada proporción de peces adultos. Salvando los cursos menores, la captura de juveniles resulta poco frecuente. Por orden de abundancia las especies presentes son: trucha arco iris, marrón, fontinalis, salmón encerrado y salmón chinook. Debido al muro infranqueable de la represa, estos últimos solo se encuentran en el río Futaleufu.

Los peces autóctonos más representativos son los puyenes grandes y las percas (esta cuenca carece de puyenes chicos). Se los encuentra con mayor frecuencia en los lagos y lagunas, sobre todo en los más poblados por plantas acuáticas. En ciertos ambientes, como los lagos Mosquito, Rosario y el río Nant y Fall, también existen poblaciones de pejerrey patagónico. Las peladillas, otrora muy abundantes, son raras y elusivas.