Río Senguer

Colaboraron con información para este árticulo: Walter Frizzera , Alejandro Bianchetti , Germán Pacho y Daniel Wegrzyn
Ubicación: 
suroeste de la provincia de Chubut.
Accidente: 
Río
Origen del nombre: 
topónimo deformado a partir de palabras como Senguel y Singer. El mismo señalaba un vado, del que luego el río tomo su nombre. Al parecer deriva de la voz araucana “paso de los avestruces” o “paso de la nidada”, en alusión a los pichones de estas aves.
Superficie: 
de la cuenca 17500 km² (tomada hasta la Vuelta del Senguer)
Longitud: 
360 km.
Caudal: 
sobre su nacimiento 34 m³/seg (medio anual), 62 m³/seg (noviembre) y 16 m³/seg (marzo). A la altura de la Vuelta del Senguer 51 m³/seg (medio anual), 81 m³/seg (noviembre) y 19,3 m³/seg (marzo).
Ubicación: 
suroeste de la provincia de Chubut.
+
Click para abrir un mapa mas detallado

Este río es el emisario del doble sistema de los lagos La Plata y Fontana, por lo que su caudal es regular y se encuentra libre de grandes crecidas o estiajes. A pesar de ello durante la última década su régimen se vio muy mermado por sequías y la extracción indiscriminada de agua, por tomas clandestinas o sin regulación (campo y petróleo). El fenómeno es más acuciante en los meses de déficit hídrico (enero a marzo), y en sus tramos inferiores o de estepa donde el agua es un recurso sumamente preciado.

Fontinalis, río Senguer superior
Fontinalis, río Senguer superior

A pesar del bajón que experimentó el Senguer en sus portes máximos, sigue siendo una opción interesante para quienes gusten tener muchísimos piques de truchas pequeñas y medianas. En este sentido resulta uno de los cursos que brinda mayores posibilidades con las truchas fontinalis.

Debido a las profundas variaciones que impone su largo recorrido, se lo divide en 3 secciones:

  • Alto río Senguer.
  • Senguer medio.
  • Senguer inferior.

ALTO RÍO SENGUER

  • Longitud: 120 km.

Se extiende desde su boca sobre el lago Fontana hasta la confluencia con el arroyo Genoa; donde cambia abruptamente de dirección hacia el sudeste. Esto se produce tras la interposición de las sierras De Los Aisladores y San Bernardo, pertenecientes al sistema de los Patagónides.

Río Senguer medio

El alto río Senguer solo recibe unos pocos afluentes, como los arroyos Genoa, Gato y Verde. Sus aguas cristalinas, corren sobre un lecho de piedra bola. Salvando unos pocos mimbres guachos, la única vegetación ribereña son neneos y coirones, que cubren la estepa como una alfombra hirsuta.

El alto Senguer es el tramo con mayor desnivel, ya que pierde 430 m de altitud en poco más de 100 kilómetros lineales, dando lugar a un freestone de correderas y pools bien dibujados. Cerca de su boca atraviesa una pampa alta con numerosas afloraciones rocosas que producen estrechamientos y pozos profundos. Allí es donde se encuentran los pools más conocidos, como Cabeza de Vaca y la Herradura, entre varios otros.

A 30 kilómetros de su nacimiento, el río ingresa a una planicie que favorece la formación de meandros y brazos menores. Como muestra, a la altura de la localidad de Alto Río Senguer se divide en los brazos norte y sur, de varios kilómetros cada uno. En los pools cercanos a la boca las truchas fontinalis resultan más numerosas que las truchas arco iris. De excelente condición y colorido, oscilan entre 300 y 700 gr. La mayor concentración se da a fines de temporada, cuando se producen las corridas reproductivas desde los lagos Fontana y La Plata. Este es el mejor momento para capturar ejemplares de entre 1 y 1,5 kg.

Trucha arco iris con ninfa
Trucha arco iris con ninfa

Pasado el pueblo las truchas arco iris desplazan a las truchas de arroyo, sentando un dominio que se extiende por el resto del río. En esta especie los portes más frecuentes oscilan entre 300 gr y 1 kg, pudiéndose capturar ejemplares de 1,5 a 2 kg. El alto Senguer, junto a la mitad superior del Senguer medio, son los sectores mejores tramos trucheros.

SENGUER MEDIO

  • Longitud: 130 km.

Este tramo, contenido entre la confluencia del arroyo Genoa y el río Mayo, posee una estricta dirección norte-sur y no recibe ningún afluente de importancia. Sólo algunos cañadones le otorgan un poco de agua tras alguna precipitación esporádica sobre la estepa.

Pasada la unión con el Genoa, el río ingresa en un valle casi sin declive (no se trata de un cambio brusco, sino de una transición que se inicia unos 20 kilómetros antes). Se torna meandroso y divagante, dando lugar a numerosos canales e islas: excelentes minipesqueros para equipos livianos. Muchos están rodeados de bajos mallinosos y pastizales, que aportan materia orgánica y grandes cantidades de hormigas y tucuras. La consecuencia inmediata, entre los meses de diciembre y febrero, es una explosiva pesca de mosca seca.

Paisaje del Senguer inferior en Sarmiento
Paisaje del Senguer inferior en Sarmiento

Si bien el Senguer Medio sigue cristalino, sus aguas se vuelven más verdosas a medida que el río madura y se incrementa su carga sedimentaria. Todo este tramo se caracteriza por su intermitente sucesión de correderas suaves, matizadas por pools largos y profundos, que se transforman en los pesqueros obligados para conectarse con las truchas de mejor tamaño.

La mitad superior del Senguer medio (entre el arroyo Genoa y el paraje Facundo) alberga una población muy numerosa de truchas arco iris, y en menor medida truchas fontinalis. Los portes más frecuentes oscilan entre 300 gr y 1 kg, aunque pueden capturarse ejemplares mayores.

Al sur de Facundo las aguas se calientan y las mejores truchas desaparecen. Por ejemplo, sobre el cruce con la Ruta Nº 20 (sobre todo en época de estiaje), el río se ve plagado de juveniles de truchas arco iris que rara vez superan los 30 cm. Las acompañan grandes cantidades de pejerreyes patagónicos que pueden superar los 500 gr y percas que superan con facilidad el kilogramo.

Sobre el final, a la altura de la localidad de Río Mayo, el Senguer recibe al río homónimo: su principal afluente y el colector de una intrincada red de arroyos entre paso Coihaique y el cerro Ap Iwan.

Trucha arco iris Senguer inferior
Trucha arco iris Senguer inferior

SENGUER INFERIOR

  • Longitud: 110 km.

Este tramo se extiende entre la confluencia con el río Mayo y su desembocadura en el lago Musters. Pocos kilómetros después de captar al Mayo, sobreviene otro abrupto cambio de dirección hacia el nordeste, debido a una interposición meridional de la sierra de San Bernardo. Allí el Senguer se interna definitivamente en una planicie árida y de mínima pendiente. El río se ensancha considerablemente (entre 50 y 70 m) y se pierde en una interminable secuencia de meandros y curvas bruscas, con abundantes barrancas cortadas a cuchillo. Con los kilómetros recorridos sus aguas se vuelven cada vez más calientes y turbias.

Antes de su desembocadura el Senguer se divide en numerosos brazos y canales. El cauce principal se dirige hacia el Musters, mientras que los secundarios tejen un intrincado delta rumbo al lago Colhue Huapi. Éstos permanecen secos durante casi todo el año y sólo llevan agua en los momentos de máximas crecientes.

El Senguer inferior posee percas y pejerreyes patagónicos en portes similares a los del Senguer medio, pero en cantidades aún mayores. Si bien alberga una abundante población de truchas arco iris (subsidiada por el lago Muster, y en tamaños que pueden superar los 3 kg), las constantes depredaciones y falta de cuidados le quita gran parte de su atractivo.

Perca morfotipo bocón
Perca morfotipo bocón

Alimento de las truchas

El Senguer posee pancoras, aunque en números inferiores a los ríos atlánticos situados más al norte. A ellas se les agrega una discreta cuota de caracoles. En sus tramos superiores sobresalen los insectos acuáticos de aguas rápidas como Leptophlebidas (especialmente Meridialaris) y tricópteros de vida libre (fam. Glossomatidae, tejedoras de red y Riacopilas). A medida que el río madura se incrementan las midges, que se tornan dominantes a partir de la mitad de su recorrido. Los plecópteros sólo son significativos en los tramos superiores. Entre los insectos terrestres, la tucuras son las más buscadas por su valor calórico. La gran abundancia de juveniles de trucha torna a sus imitaciones muy recomendables. Lo mismo sucede con los puyenes chicos a lo largo del sector medio e inferior.

Pesca con mosca: técnicas y equipos

Con aguas altas o en los pozones más profundos se recomienda una caña N° 5 o 6 y un S.T. de alta densidad (III ó IV). Con aguas bajas se puede disminuir la potencia del equipo (Nº 3 o 4) o utilizar líneas de tipo Wet Tip o W.F. flotantes. Actuando con streamers, muy rendidores en la sección superior, sobresalen Patagonia Bugger, Rabbit, Marabou Muddler, Marabou Leech y ciertos bucktails, como Black-Nosed Dace y Mickey Finn. Esta última, un clásico para las truchas de arroyo, que arriban para reproducirse desde fines de febrero. Los tamaños más utilizados van del N° 4 al 10. 

Río Senguer medio

En los brazos menores y sectores remansados, las húmedas y ninfas aparecen como buenas chances. Los modelos impresionistas que combinen sintéticos brillantes con peacock o dubbing de jabalí resultan los más efectivos. Algunos ejemplos son Jabalí, Red Squirrel Fox (rubber legs), San Pupa, Ida May y  Hare’s Ear Flashback en N° 6 - 10. Debido a la escasa selectividad no tiene sentido pescar con moscas demasiado pequeñas (a menudo resulta contraproducente).

Si bien el Senguer no es un río de mosca seca, los attractors como Madame X, Atractor Patagonia, Royal Wulff, Bomber o Stimullator Rubber Legs entre N° 6 - 10, pueden dar muy buenos piques (sobre todo ante truchas arco iris cazando en aguas bajas). Otra posibilidad son las imitaciones de tucuras (preferentemente con patas de goma), prospecteadas al filo de las barrancas.

Pasado el cruce con la Ruta N° 20, el Senguer es ideal para pescar peces autóctonos. Pejerreyes que superan los 500 gr toman sin problemas pequeñas húmedas y ninfas (N° 12 al 18), mientras que percas de muy buen tamaño sucumben ante brillosos streamers accionados cerca del fondo, en los sectores más profundos y de escasa correntada. Resulta significativo cómo las truchas y los autóctonos se reparten el ambiente para evitar la competencia. Mientras las primeras eligen las zonas de correderas, los segundos prefieren aguas más calmas. Para potenciar las sensaciones con pejerreyes y percas se recomienda utilizar equipos livianos (N° 2 al  4), y mini S.T. de hundimiento II. De esta manera, una pesca en apariencia insípida se transforma en emoción pura y calificada.

Accesos

  • Alto río Senguer: partiendo del pueblo de Alto Río Senguer hacia el sur por la R.N. Nº 40, se busca la intersección con la R.P. Nº 21. Desde allí se tiene acceso a varios tramos del río. Lo mismo se extiende a la R.P. Nº 43 (hacia el este) aunque se requiere del permiso de los campos linderos al río.
  • Senguer medio: en este tramo existen varios accesos tanto desde la R.N. Nº 20 (asfaltada), como de la R.P. Nº 43 (de ripio). Esta última lleva a los mejores sitios de pesca, incluidos en campos privados. Un sector recomendable son los alrededores del paraje Facundo, con un camping y varios accesos públicos. 
  • Senguer inferior: alejado de las rutas principales, ofrece un difícil ingreso, en su mayoría a partir de picadas por el interior de los campos. Sólo presenta accesos francos cerca de su desembocadura en el lago Musters, a partir de varios cruces de la R.N. Nº 20 sobre su intrincado delta de brazos menores.

Poblados Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de

Ámbitos Cercanos

Las distancias están tomadas en línea recta desde el punto marcado en el mapa, por lo tanto son orientativas y menores a las distancias a recorrer por ruta.
de

Artículos Relacionados